En el avión con dirección a Cusco

Los ganadores del primer viaje están emocionados. Se abre la puerta de acceso para ingresar al avión y todos corren para ser los primeros en trepar y tomarse fotos sonrientes frente al artefacto de LAN que los transportará hacia la ciudad imperial. Entro y salgo del avión grabando y conversando con quien se ponga frente a mi cámara. Me doy cuenta que, efectivamente, me han asignado el asiento al lado de Maju Mantilla, pero no quiero molestarla durante el viaje. Habrá mucho tiempo para charlar con ella.