La más grande ostra del Perú: Los Congresistas

Publicado: septiembre 25, 2008 | Categoría: Diario | Tags

Una rápida actualizada sobre otoronguilandia y la campaí±a Adopta un Congresista:

-Como era de esperarse, nuestros queridos congresistas nos chotearon. Ocram cuenta como el Director General de Administración del Congreso, Ví­ctor Guerrero de los Rí­os, ha enviado cartas de respuesta a la mayorí­a de bloggers, donde anota que el pedido de información de los gastos operativos de los congresistas no procede por la famosa «auditorí­a» que se han sacado debajo de la manga.

-“Si nosotros vamos a reemplazar a los blogs por los electores, entonces habrí­a que modificar la Constitución y el sistema polí­tico”, opinó respecto a la campaí±a “Adopta un Congresista” el querido, admirado presidente del Congreso, don íngel Javier Velásquez Quesquén, en RPP. Pero, aguanta ¿detrás de un blogger no hay un ciudadano? ¿y un ciudadano no es un elector?

-El gran José Alejandro Godoy -blogger, abogado, ciudadano- responsable en Desde el Tercer Piso invita a los choteados a utilizar el Modelo de Carta de Apelación al Oficial Mayor del Congreso.

-Los congresistas Lourdes Alcorta y Aurelio Pastor hacen el ridí­culo en el programa de mi tí­a Rosa Marí­a Palacios -que, en serio, quiero que me adopte como sobrino- y tienen la concha de pedirle a Rosa Marí­a, periodista, que presente un informe de sus ingresos y egresos. Se olvidan, pobrecitos, que son ellos los funcionarios públicos y que la ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública ha sido justamente creada, por el mismo congreso, para hacer saber los gastos de los funcionarios públicos.

Ocram postea un pedacito de la mechaza:

-Y hoy, el acabose. El Congreso cambia las reglas para ya no tener que sustentar los gastos operativos.

Dice Perú 21:

Su alicaí­do nivel de aceptación ciudadana, sin embargo, no parece importarles en lo más mí­nimo a nuestros legisladores quienes, ratificando su falta de sintoní­a con la población, han decidido cambiar para beneficio propio, y entre gallos y medianoche, las reglas de juego que desde setiembre de 2006 eran aplicadas para la rendición de cuentas de sus gastos operativos.

En consecuencia, los congresistas ya no están obligados a rendir cuenta documentada del 90% de la partida de S/.7,617.20 que les asigna mensualmente el Legislativo ni a sustentar el 10% restante mediante declaración jurada. Desde agosto último, la justificación con recibos o facturas la realizan por un monto no menor al 30%, y el 70% restante, que equivale a más de S/.5 mil, queda prácticamente a su libre disponibilidad pues solo tendrán que firmar una declaración jurada simple para justificar su desembolso.

A Godoy le da asco, y a mi también.

Más información apenas los congresistas vuelvan a meter, más, la pata.